Tipos de pranayama con imágenes

Algunos gurús del yoga sitúan el pranayama por encima de las asanas como la parte más importante de la práctica, e incluso se refieren a él como el “corazón del yoga”. Si eres nuevo en esto, puede que te preguntes qué es exactamente y cómo empezar. Lea a continuación para obtener más detalles.
El pranayama es una parte integral de la tradición yóguica, pero no siempre es fácil de asir, escribe Tony Briggs. Briggs dice que al principio se resistió a la práctica, llegando a saltarse las clases centradas en el pranayama. Más tarde se dio cuenta de sus beneficios.
“El pranayama está destinado a fomentar un alto nivel de salud corporal y claridad mental, ambos pasos cruciales en el camino hacia el autoconocimiento y una vida sana y auténtica”, escribe Briggs. Para iniciar una práctica al estilo Iyengar, recomienda utilizar una manta doblada en forma de almohada y tumbarse en Savasana (postura del cadáver).
El Ujjayi Pranayama o “respiración victoriosa” es una de las técnicas de pranayama más comunes. Pero para obtener todos los beneficios, hay que hacerlo correctamente. El Ujjayi debe ser a la vez energizante y relajante, y se crea construyendo suavemente la apertura de la garganta para crear cierta resistencia al paso del aire. Una respiración Ujjayi eficaz produce un sonido relajante.

Adho mukha svanasana

El pranayama es la práctica yóguica de centrarse en la respiración. En sánscrito, prana significa “fuerza vital” y yama significa obtener el control. En el yoga, la respiración está asociada al prana, por lo que el pranayama es un medio para elevar el prana shakti, o las energías vitales. El pranayama se describe en textos hindúes como el Bhagavad Gita y los Yoga Sutras de Patanjali. Más tarde, en los textos de Hatha yoga, significaba la suspensión completa de la respiración.
El pranayama es el cuarto “miembro” de los ocho miembros del Ashtanga Yoga que se menciona en el verso 2.29 de los Yoga Sutras de Patanjali[8][9] Patanjali, un rishi hindú, habla de su enfoque específico del pranayama en los versos 2.49 a 2.51, y dedica los versos 2.52 y 2. Patanjali no aclara del todo la naturaleza del prana, y la teoría y la práctica del pranayama parecen haber experimentado un desarrollo significativo después de él[11].
Los profesores de yoga, entre ellos B. K. S. Iyengar, han aconsejado que el pranayama forme parte de una práctica global que incluya los demás miembros de las enseñanzas de Raja Yoga de Patanjali, especialmente Yama, Niyama y Asana[12].

Tipos de pranayama

Si este es el caso (es decir, uno está en una posición sentada o asana estable y cómoda), el siguiente paso es la regulación de la respiración (pranayama), que significa hacer una pausa en el ritmo de inhalación y exhalación (shvasa-prashvasa).
Sin embargo, lo más importante es que jiva no sólo significa vida, sino también vitalidad. A Swami Vishnu le gustaba decir que no sólo es importante la edad de alguien, sino la cantidad de vida que hay en una persona.
Puede encontrar instrucciones detalladas, incluidas las posturas de las manos y los vídeos de práctica, en el epígrafe principal Respiración alterna, así como en el epígrafe principal Respiración alterna en el ritmo 4:10:8 y en el epígrafe principal Respiración alterna en el ritmo 4:12:8.
Para obtener instrucciones de práctica detalladas, incluidas las posturas de las manos y los vídeos de práctica, consulte la palabra clave principal Respiraciones alternas y la palabra clave principal Respiraciones alternas en el ritmo_4:16:8 y la palabra clave principal Respiraciones alternas en el ritmo_5:20:10.
Esta es una variante de Kapalabhati en la que se exhala con firmeza media. Esta es probablemente la variación de Kapalabhati que la mayoría de la gente encuentra más cómoda a largo plazo: Así que la exhalación no es demasiado superficial, ni demasiado firme, sino de intensidad media.

Dhāraṇā

“Pranayama es el control de la Respiración”. “Prana” es el Aliento o energía vital en el cuerpo. En los niveles sutiles prana representa la energía pránica responsable de la vida o fuerza vital, y “ayama” significa control. Así que Pranayama es “Control de la Respiración”.
Uno puede controlar los ritmos de la energía pránica con el pranayama y lograr un cuerpo y una mente sanos. Patanjali en su texto de Yoga Sutras menciona el pranayama como medio para alcanzar estados superiores de conciencia, menciona la contención de la respiración como práctica importante para alcanzar el Samadhi. El Hatha Yoga también habla de 8 tipos de pranayama que harán que el cuerpo y la mente estén sanos.
Cinco tipos de prana son responsables de varias actividades pránicas en el cuerpo, son Prana, Apana, Vyan, Udana y Samana. De estos, Prana y Apana son los más importantes. Prana fluye hacia arriba y Apana fluye hacia abajo. La práctica del Pranayama logra el equilibrio en las actividades de estos pranas, lo que resulta en un cuerpo y una mente saludables.
Los dos primeros dedos de la palma de la mano derecha deben estar curvados y los dos últimos deben mantenerse rectos y juntos. Ahora endereza el pulgar y doblando la mano derecha en el codo, coloca los dedos curvados de tal manera que se acerquen a los labios. Mantenga la mano desde el hombro hasta el codo pegada al pecho. Mantenga el pulgar de la mano derecha en el lado derecho de la nariz y los dos últimos dedos en el lado izquierdo de la nariz. Ahora presionando el pulgar se puede cerrar la cavidad nasal del lado derecho y presionando los dos últimos dedos se puede cerrar la cavidad del lado izquierdo. La presión debe ser ligera y sobre justo debajo del hueso nasal, donde comienza la parte carnosa. Con esta disposición de los dedos, se puede cerrar cualquiera de las dos fosas nasales. Aquí sólo se espera el movimiento del pulgar y de los dos últimos dedos.