Yoga para las articulaciones 2021

yoga matutino para la artritis

Si tienes artritis, el yoga puede ayudarte a aliviar el dolor y la rigidez de tus articulaciones. Lo más probable es que haya varios estudios de yoga cerca de su casa o lugar de trabajo, cada uno de los cuales ofrece una variedad de clases. Si no sabes distinguir una postura de perro caído de una de guerrero, aprender sobre los diferentes tipos de yoga puede ayudarte a elegir la clase más adecuada para ti.
Independientemente del tipo de yoga que decidas probar, te recomendamos que empieces con un instructor cualificado. Deja los vídeos de yoga para más adelante, cuando tengas más confianza en tu práctica de yoga. Si es posible, busca un instructor que tenga experiencia en trabajar con personas con enfermedades crónicas como la artritis. Esto puede requerir una llamada al estudio con antelación.
El yoga estira los músculos, y el estiramiento puede resultar incómodo. Sin embargo, el dolor en las articulaciones es un signo de una posible lesión y debe evitarse. No haga una postura si le causa dolor, aunque parezca que todos los demás en la clase pueden hacerla.
Aunque todas las clases de yoga combinan posturas físicas con respiración y meditación, las posturas, la secuencia y el ritmo pueden variar considerablemente. Para elegir, piensa en tus síntomas de artritis y en tu objetivo principal. ¿Quiere ayuda para mantener la postura y la alineación? ¿Desea una clase de ritmo lento que haga hincapié en la relajación y el alivio de la tensión o una clase de ritmo rápido que desarrolle los músculos?

yoga para las rodillas artríticas

El ejercicio es crucial para mantenernos fuertes y sanos, especialmente en lo que respecta a nuestros músculos, huesos y articulaciones. El yoga es uno de los mejores ejercicios de bajo impacto que existen, con una lista aparentemente interminable de beneficios. Durante más de 5.000 años, el yoga se ha utilizado como una forma de mejorar y mantener la salud física y mental. El yoga puede adaptarse a sus necesidades individuales, y el nivel de intensidad varía en función del tipo de yoga. Estos son algunos de nuestros beneficios favoritos del yoga:
El yoga implica muchas posturas con peso en las que se aplica tensión a los músculos y los huesos. Este tipo de ejercicio es excelente para fortalecer los huesos y mejorar la densidad ósea con el tiempo. Además, el ejercicio con peso reduce el riesgo de fracturas al mejorar la fuerza muscular y el equilibrio, lo que a su vez ayuda a prevenir las caÃdas. Muchas personas que padecen artrosis, artritis de rodilla u otros dolores articulares encuentran en el yoga una forma de ejercicio sin dolor que mejora la flexibilidad y la funcionalidad.
La mayoría de las posturas, si no todas, de una práctica de yoga implican muchos músculos del cuerpo. A medida que se trabaja para mantener el equilibrio en estas posturas, los músculos que rodean las articulaciones se fortalecen. A medida que los músculos más fuertes sostienen el cuerpo, se alivia la tensión en las articulaciones. Muchas posturas estiran y fortalecen los músculos, lo que puede proteger las articulaciones, reducir el riesgo de lesiones y, a menudo, retrasar o prevenir la artritis.

yoga para el dolor articular en las manos

Durante los últimos años, he formado parte del profesorado del programa de formación de profesores en Avenues Yoga Studio en Salt Lake City. A principios de la formación de 2013, una estudiante que había estado enseñando en un estudio de fitness hizo una pregunta muy importante. Explicó que una de sus alumnas se volvía inusualmente flexible antes de la ovulación, probablemente debido a la presencia de “relaxina”, una hormona que relaja los ligamentos que mantienen unidas las distintas articulaciones de la pelvis: las articulaciones de la cadera, las articulaciones sacroilíacas y la sínfisis púbica. La profesora dijo que animó a la alumna a avanzar en las posturas en ese periodo de su ciclo, puesto que ya era más flexible. “¿Debo seguir haciendo esto?”, preguntó.
Afortunadamente, la tercera vez que hice anatomía, comprendí la importancia de entender las estructuras de los ligamentos y los tendones. (Para aclarar, los ligamentos conectan hueso con hueso en nuestras articulaciones; los tendones conectan músculo con hueso en las articulaciones). Los ligamentos y los tendones están formados por un tejido conectivo denso, regular y colágeno. Los ligamentos son tejidos densos y fibrosos que están diseñados para limitar el movimiento de nuestras articulaciones.