Bhakti yoga

Nuestra propia experiencia de vida revela que la naturaleza de las personas es variada, según su predisposición, sus diferentes pensamientos, sentimientos y objetivos. En correspondencia con esta variedad en la naturaleza humana, hay cuatro caminos de Yoga que tienen en cuenta las inclinaciones de las personas.Nuestro Ser (nuestro Atma) surge del Ser Supremo (Paramatma). La naturaleza del Ser Supremo es la dicha (Ananda), y como nuestro Ser interior es parte del Supremo cada humano se esfuerza por conseguirlo para ser feliz. Todo el mundo, crea o no en Dios, sea consciente de ello o no, se esfuerza en última instancia por alcanzar la felicidad. Se encuentra en nuestro interior. La dicha verdadera y duradera sólo puede obtenerse a través de la sabiduría, la meditación y la gracia divina, y sólo la alcanzará quien busque y se esfuerce con un corazón sincero. La gracia de Dios está en todas partes y nos acompaña en todo momento, al igual que el sol siempre brilla aunque el cielo esté cubierto de nubes. Para realizar a Dios y ser conscientes de Su gracia, debemos alejar las nubes de la ignorancia de nuestra conciencia.Los cuatro caminos del Yoga nos llevan a esta meta:

Cuatro caminos del yoga pdf

Yoga significa la realización en la experiencia directa de la unión preexistente entre la conciencia individual y la conciencia universal. Swami Vivekananda reconoció que todo yogui, o ser humano en realidad, posee y se identifica con cada uno de estos elementos: intelecto, corazón, cuerpo y mente. Por lo tanto, abogó por que todos practiquen ciertas técnicas de
El yoga significa la realización en la experiencia directa de la unión preexistente entre la conciencia individual y la conciencia universal. Swami Vivekananda reconoció que todo yogui, o ser humano en realidad, posee y se identifica con cada uno de estos elementos: intelecto, corazón, cuerpo y mente. Por lo tanto, abogó por que todos practiquen ciertas técnicas de cada camino. Esto llegó a conocerse como los Cuatro Caminos del Yoga. También enseñó que, de acuerdo con el temperamento y el gusto individual, uno puede enfatizar la práctica de ciertos Yogas sobre otros. Hay cuatro caminos principales del Yoga – Karma Yoga, Bhakti Yoga, Raja Yoga y Jnana Yoga. Cada uno de ellos se adapta a un temperamento o enfoque de la vida diferente. Todos los caminos conducen, en última instancia, al mismo destino -la unión con Brahman o Dios- y las lecciones de cada uno de ellos deben integrarse si se quiere alcanzar la verdadera sabiduría.

Bhakti

Hay cuatro caminos principales del Yoga: Karma Yoga, Bhakti Yoga, Raja Yoga y Jnana Yoga. Cada uno se adapta a un temperamento o enfoque de la vida diferente. Todos los caminos conducen, en última instancia, al mismo destino -la unión con Brahman o Dios- y las lecciones de cada uno de ellos deben integrarse si se quiere alcanzar la verdadera sabiduría.
El karma yoga es el yoga de la acción. Es el camino elegido principalmente por aquellos de naturaleza extrovertida. Purifica el corazón enseñando a actuar desinteresadamente, sin pensar en la ganancia o la recompensa. Al desprenderse de los frutos de sus acciones y ofrecerlos a Dios, se aprende a sublimar el ego. Para lograrlo, es útil mantener la mente concentrada repitiendo un mantra mientras se realiza cualquier actividad.
Este camino atrae especialmente a las personas de naturaleza emocional. El Bhakti Yogi está motivado principalmente por el poder del amor y ve a Dios como la encarnación del amor. A través de la oración, la adoración y el ritual, se entrega a Dios, canalizando y transmutando sus emociones en amor incondicional o devoción. Los cantos o alabanzas a Dios constituyen una parte sustancial del Bhakti Yoga.

Rāja yoga

Para alcanzar la satisfacción total, necesitamos equilibrar las cinco dimensiones. A medida que hemos evolucionado, hemos creado una serie de caminos diferentes de yoga que se centran en una o más de estas dimensiones. Todos estos caminos nos llevarán a la “iluminación”, sin embargo, el Yoga Viviente es un intento de reunirlos todos con vistas a lograr el equilibrio.
El hatha yoga se ocupa principalmente del cuerpo y la respiración. El Hatha yoga se centra en la dirección de la energía vital a través de las posturas físicas, el Hatha yoga trabaja para promover la salud y la vitalidad en el cuerpo y la mente mediante el logro de un equilibrio en las hormonas, la respiración, la mente y la energía. El objetivo final del Hatha yoga es preparar y purificar el cuerpo y la mente para la meditación sentada. Si estás familiarizado con los Koshas (más adelante), el Hatha yoga trabaja en el nivel Anamaya.
El Bhakti yoga es un camino altamente devocional que requiere que el aspirante entregue completamente el ego y adore a un dios personal. Los elementos de la práctica en el Bhakti yoga están diseñados para provocar emociones, estos elementos incluyen el canto, la danza y los cánticos. Un buen ejemplo de Bhakti Yoga es el movimiento Hari Krishna.