El yoga antes y después

Si eres un apasionado del yoga, probablemente habrás notado sus beneficios. Quizá duermas mejor, te resfríes menos o simplemente te sientes más relajado y a gusto. Pero si alguna vez ha intentado hablar a un novato sobre los beneficios del yoga, es posible que explicaciones como “aumenta el flujo de prana” o “hace subir la energía por la columna vertebral” caigan en oídos sordos o escépticos.
Lo cierto es que la ciencia occidental está empezando a dar algunas pistas concretas sobre cómo funciona el yoga para mejorar la salud, curar los dolores y mantener a raya las enfermedades. Una vez que las entiendas, tendrás aún más motivación para pisar tu esterilla, y probablemente no te sentirás tan trabado la próxima vez que alguien te pregunte por qué pasas tiempo en tu esterilla.
Yo mismo he experimentado el poder curativo del yoga de una manera muy real. Semanas antes de un viaje a la India en 2002 para investigar la terapia del yoga, se me adormeció y hormigueó la mano derecha. Después de considerar primero cosas aterradoras como un tumor cerebral y la esclerosis múltiple, descubrí que la causa de los síntomas era el síndrome de la salida torácica, un bloqueo nervioso en mi cuello y pecho.

Beneficios del yoga y la meditación

Desde el perfeccionamiento de los músculos flexibles hasta el desarrollo de la fortaleza mental, los beneficios del yoga abarcan tanto la mente como el cuerpo. ¿Y lo mejor? No es necesario practicar durante horas para conseguirlos. De hecho, los beneficios del yoga son tan potentes que incluso una simple rutina diaria de 15 minutos es suficiente para transformar totalmente tu salud.Derivado de la palabra sánscrita yuj, que significa “unir”, el yoga es una combinación de prácticas mentales, físicas y espirituales que, cuando se entrelazan, proporcionan una potente dosis de bienestar. ¿Aún no estás convencido? He aquí 21 beneficios del yoga basados en la evidencia que harán que tu tiempo en la esterilla merezca la pena:1. Mejora la flexibilidad y la movilidadLa mejora de la flexibilidad es uno de los beneficios del yoga más mencionados, y con razón. Al pasar sólo unos minutos cada día en poses como Guerrero y Perro mirando hacia abajo, se puede esperar ver una diferencia en su movilidad muy pronto, independientemente de si usted es bastante flexible o rígido como una tabla. No tienes que ser superflexible para empezar tu práctica – la belleza del yoga es que se puede ajustar y progresar en todos los niveles de habilidad. Investigadores estadounidenses descubrieron que los deportistas universitarios que participaron en sesiones quincenales de yoga durante 10 semanas experimentaron un “aumento significativo” de la flexibilidad y el equilibrio en comparación con un grupo de control que no practicó nada.

Investigación sobre los beneficios del yoga

Postura del niñoEsta postura calmante es una buena posición de pausa por defecto. Puede utilizar la postura del niño para descansar y volver a concentrarse antes de continuar con la siguiente postura. Estira suavemente la parte baja de la espalda, las caderas, los muslos, las rodillas y los tobillos y relaja la columna vertebral, los hombros y el cuello.
Sé consciente: Concéntrate en relajar los músculos de la columna vertebral y la zona lumbar mientras respiras.Postura del niñoEsta debería ser tu postura preferida siempre que necesites descansar un momento durante un entrenamiento de yoga.PruébalaPerro mirando hacia abajoEl perro mirando hacia abajo fortalece los brazos, los hombros y la espalda mientras estira los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos de los pies. También puede ayudar a aliviar el dolor de espalda.
Ten en cuenta: Concéntrese en distribuir el peso uniformemente a través de las palmas de las manos y en levantar las caderas hacia arriba y hacia atrás, lejos de los hombros.Perro mirando hacia abajo Esta es una de las posturas de yoga más comunes.  Pruébala. La postura del tablón, un ejercicio muy común, ayuda a fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas.
Sé consciente de ello: Al hacer la plancha, imagine que la parte posterior del cuello y la columna vertebral se alargan. Esta postura común puede fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas. Es una buena postura para aprender si quieres trabajar en posturas más avanzadas, como los equilibrios de brazos o las inversiones.

Lo que el yoga hace a tu cuerpo y a tu cerebro

Soy un yogui. También soy un escéptico. A veces me pregunto si ambas cosas pueden ir juntas. Me estremezco cada vez que un instructor afirma que estoy “exprimiendo las toxinas” de mis órganos con una postura de torsión, por ejemplo. Sin embargo, después de ocho años, sigo volviendo. Después del yoga, me siento más tranquila y más consciente de mi cuerpo, y esto se filtra en todo lo que hago: cómo trabajo y me relaciono con los demás, cómo como y duermo.
El yoga es probablemente tan bueno para la salud como muchas otras formas de ejercicio. Pero parece especialmente prometedor para mejorar el dolor lumbar y, sobre todo, para reducir la inflamación del cuerpo, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades. El yoga también parece mejorar la “conciencia corporal”, es decir, el sentido de lo que ocurre en el interior de las personas.
No se sabe si algunas formas de yoga son mejores que otras, si el yoga debe prescribirse a las personas para diversas condiciones de salud, y cómo se compara el yoga con otras formas de ejercicio para un buen número de resultados de salud específicos. Tampoco hay buenas pruebas que respalden muchos de los supuestos beneficios del yoga para la salud, como la eliminación de toxinas y la estimulación de la digestión.