Conseguir un poco de espacio en la cabeza : 10 min…

Sentados en posición vertical, con los ojos cerrados, las palmas de las manos apoyadas en el regazo y los pies apoyados en el suelo, escucharon cómo la instructora del curso, Suzanne Westbrook, les guiaba para que se centraran en el presente prestando atención a sus sensaciones corporales, pensamientos, emociones y, sobre todo, a su respiración.
Los estudios afirman que ocho de cada diez estadounidenses sufren estrés en su vida diaria y les cuesta relajar su cuerpo y calmar su mente, lo que les expone a un alto riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y otras dolencias. De la miríada de ofertas destinadas a combatir el estrés, desde el ejercicio hasta el yoga y la meditación, la meditación de atención plena se ha convertido en el producto más caliente del universo del bienestar.
Siguiendo el modelo del programa de Reducción del Estrés Basado en la Atención Plena creado en 1979 por Jon Kabat-Zinn para ayudar a contrarrestar el estrés, el dolor crónico y otras dolencias, hoy en día se pueden encontrar cursos de atención plena en lugares que van desde las escuelas hasta las prisiones y los equipos deportivos. Incluso el Ejército de Estados Unidos lo adoptó recientemente para “mejorar la resiliencia militar”.
“Nos encargaron que encontráramos formas de que la comunidad pudiera hacer frente al estrés. Y al mismo tiempo, salían a la luz muchas investigaciones sobre los beneficios de la atención plena y la meditación”, explica Jeanne Mahon, directora del centro de bienestar. “Seguimos ofreciendo mindfulness y meditación por la respuesta que recibimos. La gente aprecia tener la oportunidad de reflexionar sobre sí misma y aprender nuevas formas de relacionarse consigo misma”.

Vayas donde vayas, ahí tienes…

En estos días en los que todos estamos aprendiendo a adaptarnos a la nueva normalidad de permanecer en casa, personalmente me ha resultado difícil centrarme en lo que va bien en el mundo en lugar de en lo que va mal. A veces me veo absorbida por horas de desplazamiento por mis redes sociales para leer las últimas noticias (que en su mayoría son terribles) o para sentirme más conectada con mis amigos y familiares. Con todas las incógnitas de lo que nos depara el futuro, es fácil quedarse atrapado en bucles de retroalimentación negativos que, en última instancia, generan estrés en el cuerpo. Y ahora mismo el estrés es lo último que necesitamos si queremos reforzar nuestro sistema inmunitario y mantener un estado mental saludable.
Así que en esta entrada del blog, quiero hablar de cómo entrenar tu cerebro a través de prácticas de atención plena para mantenerte enfocado en lo positivo, disminuir el estrés y mantenerte mentalmente saludable durante este tiempo incierto que estamos atravesando.
La atención plena es la capacidad de permanecer en el momento presente y de centrar tus pensamientos en lo que está sucediendo en el aquí y ahora. Es nuestra capacidad de no pensar en el pasado o en el futuro, sino de observar lo que ocurre en el momento.

Mindfulness para principiantes

En cada etapa del desarrollo, la atención plena puede ser una herramienta útil para disminuir la ansiedad y promover la felicidad. La atención plena, una técnica sencilla que hace hincapié en prestar atención al momento presente de forma aceptable y sin prejuicios, se ha convertido en una práctica popular en las últimas décadas. Se enseña a los ejecutivos de las empresas, a los deportistas en los vestuarios y, cada vez más, a los niños, tanto en casa como en la escuela.
Hábitos tempranosLos niños están especialmente preparados para beneficiarse de la práctica de mindfulness. Los hábitos que se forman en los primeros años de vida determinan los comportamientos en la edad adulta, y con la atención plena tenemos la oportunidad de dar a nuestros hijos el hábito de ser pacíficos, amables y aceptantes.
“Para los niños, el mindfulness puede ofrecerles alivio de las dificultades que puedan encontrar en la vida”, dice Annaka Harris, una autora que enseña mindfulness a los niños. “También les proporciona la belleza de estar en el momento presente”.
Parte de la razón por la que el mindfulness es tan eficaz para los niños puede explicarse por el modo en que se desarrolla el cerebro. Aunque nuestros cerebros se desarrollan constantemente a lo largo de la vida, las conexiones en los circuitos prefrontales se crean a un ritmo más rápido durante la infancia. Por tanto, el mindfulness, que fomenta habilidades que se controlan en el córtex prefrontal, como la concentración y el control cognitivo, puede tener un impacto especial en el desarrollo de habilidades como la autorregulación, el juicio y la paciencia durante la infancia.

Cómo practicar la meditación de atención plena

Vivimos realmente en nuestra mente. Existimos día a día en un estado de ensueño en el que no estamos realmente conectados con el mundo que nos rodea, ni centrados en nuestro propio cuerpo o ser.En su lugar, estamos preocupados por los recuerdos del pasado, los pensamientos agitados y las preocupaciones sobre el futuro, y los juicios y reacciones a las pocas cosas que vemos.Estamos literalmente perdiendo la mayor parte de nuestras propias vidas, lo que nos hace sentirnos superficiales, vacíos y profundamente intranquilos.La gran noticia es que puedes aprender a estar más presente y atento. Aquí hay 10 maneras fáciles de practicar la atención plena en su vida diaria.Publicidad
1. Cuando comes en piloto automático mientras te distraes con la televisión, el ordenador o una conversación constante, te pierdes el delicioso sabor y olor de la comida. También es menos probable que te sientas satisfecho y nutrido, porque te has “perdido” el hecho de comer.Puede ser útil recordar esta frase: Cuando comas, come. En otras palabras, no intentes hacer otras cincuenta cosas cuando te sientes a comer, tomar un café o un zumo verde. Simplemente centra toda tu atención en lo que tienes delante.Publicidad