Los profesores felices cambian el…

La atención y la conciencia son características necesarias, especialmente para los profesores. Una persona se comunica más a través del lenguaje corporal y el tono de voz que con las palabras. Uno de los mejores medios para mejorar la atención, la conciencia o la concentración es cultivar o desarrollar la atención plena. En el libro “Mindful Teaching and Teaching Mindfulness – A Guide for Anyone Who Teaches Anything”, las autoras Deborah Schoeberlein y Suki Sheth definen la atención plena como estar presente con y ante tu experiencia interior, así como con tu entorno exterior, incluidas otras personas, sin juzgar. En resumen, la atención plena es la práctica de aceptar el momento presente sin juzgarlo, utilizando todos los sentidos, antes de responder. Piensa en la atención plena como un botón de pausa.
Los distritos escolares que han participado o apoyado cursos de desarrollo de la atención plena obtienen estrategias, técnicas y metodologías de enseñanza sencillas que mejoran y desarrollan sus entornos de aprendizaje. Una vez aprendidos los fundamentos, la atención plena puede aplicarse a las rutinas habituales en el hogar, el trabajo y la escuela.    El mindfulness se produce cuando los profesores y los alumnos simplemente prestan atención a las experiencias de prestar atención.    El mindfulness ayuda a desarrollar la conciencia apoyando la gestión de las emociones, reduciendo el estrés y disciplinando la mente. Cuando la mente está estresada, es difícil concentrarse. Si te sientes estresado por la vuelta al cole, considera la posibilidad de leer el libro de Schoeberlein y Sheth u otros para aprender más sobre mindfulness.

Formación en mindfulness para profesores

A lo largo de mis más de cuarenta años como educador e investigador, he aprendido que los profesores suelen ser increíblemente altruistas y dedicados a marcar una diferencia positiva en la vida de los niños. Pero demasiados de ellos no están bien preparados para las exigencias sociales y emocionales del aula actual. Las condiciones de estrés -como los exámenes de alta exigencia o los alumnos con problemas psicológicos graves- pueden llevarnos a sentirnos desanimados, agotados y dispuestos a abandonar.
La mayor parte de la formación de los profesores se centra principalmente en los contenidos y la pedagogía, pasando por alto las verdaderas exigencias sociales, emocionales y cognitivas de la propia enseñanza. Por suerte, el aprendizaje y el cultivo de habilidades de atención plena -la capacidad de mantenerse centrado en la experiencia presente con una conciencia sin prejuicios- puede ayudarnos a promover el ambiente de calma y relajación en el aula que los niños necesitan para aprender. La atención plena también puede ayudarnos a ser más eficaces a la hora de reducir los conflictos y desarrollar formas más positivas de relacionarnos en el aula, lo que puede ayudarnos a sentir más satisfacción en el trabajo.

Mindfulness para profesores…

La atención y la conciencia son características necesarias, especialmente para los profesores. Una persona se comunica más a través del lenguaje corporal y el tono de voz que con las palabras. Uno de los mejores medios para mejorar la atención, la conciencia o la concentración es cultivar o desarrollar la atención plena. En el libro “Mindful Teaching and Teaching Mindfulness – A Guide for Anyone Who Teaches Anything”, las autoras Deborah Schoeberlein y Suki Sheth definen la atención plena como estar presente con y ante tu experiencia interior, así como con tu entorno exterior, incluidas otras personas, sin juzgar. En resumen, la atención plena es la práctica de aceptar el momento presente sin juzgarlo, utilizando todos los sentidos, antes de responder. Piensa en la atención plena como un botón de pausa.
Los distritos escolares que han participado o apoyado cursos de desarrollo de la atención plena obtienen estrategias, técnicas y metodologías de enseñanza sencillas que mejoran y desarrollan sus entornos de aprendizaje. Una vez aprendidos los fundamentos, la atención plena puede aplicarse a las rutinas habituales en el hogar, el trabajo y la escuela.    El mindfulness se produce cuando los profesores y los alumnos simplemente prestan atención a las experiencias de prestar atención.    El mindfulness ayuda a desarrollar la conciencia apoyando la gestión de las emociones, reduciendo el estrés y disciplinando la mente. Cuando la mente está estresada, es difícil concentrarse. Si te sientes estresado por la vuelta al cole, considera la posibilidad de leer el libro de Schoeberlein y Sheth u otros para aprender más sobre mindfulness.

Mindfulness para profesores 2020

La hora del verano. Esa dichosa época del año en la que los profesores hacen una pausa. Los profesores ofrecen una atención ilimitada a las necesidades de los demás; el verano proporciona un cambio bienvenido, una oportunidad para practicar el autocuidado y la autorreflexión. Sin embargo, ¿qué sucede cuando una pandemia mundial interrumpe nuestro feliz ambiente veraniego? El estrés se filtra en nuestro estado de ánimo veraniego. Necesitamos una escapada mental. Una “mindcation” es una pausa mental, unas vacaciones para la mente. Crea un espacio de tranquilidad en nuestro interior. Nos da la oportunidad de reiniciar. ¿Cuál es nuestra forma favorita de tomarnos unas vacaciones mentales? Practicando la atención plena.
Se puede practicar en cualquier momento y en cualquier lugar. No requiere meditación sentada (aunque es una forma de practicarla). Estar atento es centrarse en el momento presente y darse cuenta de todo lo que surge. En pocas palabras, la atención plena es el acto de conciencia intencional.
“La atención plena te enseña a estar con lo que ocurre dentro de ti, para que puedas responder primero a tu mundo interno. Esto es el autocuidado. Cuando tenemos autocompasión y autocomprensión, podemos tener compasión por los demás y responder de una manera que se siente verdadera, auténtica y genuina.”