Meditación de atención plena para principiantes

Cuando buscamos mejorar nuestras habilidades deportivas o nos esforzamos por superar nuestros últimos tiempos de carrera, existen ejercicios de entrenamiento físico para aumentar la resistencia y mejorar nuestra fuerza y velocidad. Practicarlos con regularidad nos hará mejorar en nuestros deportes, nuestros pasatiempos… y en disfrutar de la vida. Del mismo modo, añadir ejercicios de meditación y atención plena a nuestra rutina diaria o semanal tiene muchos beneficios.
Al fin y al cabo, la meditación es simplemente un ejercicio para cultivar la atención plena. Cuanto más tiempo pasemos sentados con la mente, más a gusto nos sentiremos con nosotros mismos. Y, al igual que hacemos ejercicios de halterofilia para desarrollar nuestros bíceps o cuádriceps, hay ejercicios de meditación que podemos hacer a lo largo del día para fortalecer nuestro “músculo de la atención plena”. Cuanto más conciencia podamos aportar a nuestro día, mayor será la calma, la claridad y la satisfacción que sentiremos. Para los principiantes o para cualquier persona que se inicie en la meditación, los ejercicios de atención plena guiados son una buena opción, ya que proporcionan instrucción, estímulo y apoyo.
Tal vez estés preparando una gran presentación en el trabajo y te sientas un poco ansioso. O un compañero de trabajo te está molestando. Prueba este ejercicio de respiración profunda de 1 minuto para agudizar tu función cognitiva y reducir los síntomas de ansiedad:

Meditación de atención plena

Sentados en posición vertical, con los ojos cerrados, las palmas de las manos apoyadas en el regazo y los pies apoyados en el suelo, escucharon cómo la instructora del curso, Suzanne Westbrook, les guiaba para que se centraran en el presente prestando atención a sus sensaciones corporales, pensamientos, emociones y, sobre todo, a su respiración.
Los estudios afirman que ocho de cada diez estadounidenses sufren estrés en su vida diaria y les cuesta relajar su cuerpo y calmar su mente, lo que les expone a un alto riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y otras dolencias. De la miríada de ofertas destinadas a combatir el estrés, desde el ejercicio hasta el yoga y la meditación, la meditación de atención plena se ha convertido en el producto más caliente del universo del bienestar.
Siguiendo el modelo del programa de Reducción del Estrés Basado en la Atención Plena creado en 1979 por Jon Kabat-Zinn para ayudar a contrarrestar el estrés, el dolor crónico y otras dolencias, hoy en día se pueden encontrar cursos de atención plena en lugares que van desde las escuelas hasta las prisiones y los equipos deportivos. Incluso el Ejército de Estados Unidos lo adoptó recientemente para “mejorar la resiliencia militar”.
“Nos encargaron que encontráramos formas de que la comunidad pudiera hacer frente al estrés. Y al mismo tiempo, salían a la luz muchas investigaciones sobre los beneficios de la atención plena y la meditación”, explica Jeanne Mahon, directora del centro de bienestar. “Seguimos ofreciendo mindfulness y meditación por la respuesta que recibimos. La gente aprecia tener la oportunidad de reflexionar sobre sí misma y aprender nuevas formas de relacionarse consigo misma”.

Guión de meditación de atención plena

“Algunas personas se quejan de tener que dedicar tiempo a su día”, dice Atman Smith, que enseña meditación a comunidades desfavorecidas de Baltimore. “Sin embargo, la práctica es importante. Es una herramienta que puedes utilizar para volver al presente en situaciones de estrés”.
Pero no debemos dejar de ser conscientes cuando dejamos de meditar. “El propósito de la meditación de atención plena es llegar a ser consciente en todas las partes de nuestra vida, de modo que estemos despiertos, presentes y con el corazón abierto en todo lo que hacemos”, dijo Tara Brach, una popular profesora de meditación con sede cerca de Washington, D.C. “No sólo cuando estamos sentados en el cojín”.
La meditación de atención plena no consiste en dejar vagar los pensamientos. Pero tampoco se trata de intentar vaciar la mente. En cambio, la práctica consiste en prestar mucha atención al momento presente -especialmente a nuestros propios pensamientos, emociones y sensaciones-, sea lo que sea lo que esté ocurriendo.
Además de las instrucciones básicas de meditación, hemos recopilado meditaciones guiadas para algunos ejercicios populares, como el escaneo del cuerpo, la meditación a pie y la alimentación consciente. “Cada una de las prácticas de atención plena aplicadas da vida a una experiencia que, de otro modo, podría ser más automática”, afirma Brach.

Ejercicios de mindfulness para adultos

Explorar activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La meditación de atención plena es una práctica de entrenamiento mental que enseña a frenar los pensamientos acelerados, a dejar de lado la negatividad y a calmar tanto la mente como el cuerpo. Combina la meditación con la práctica de la atención plena, que puede definirse como un estado mental que implica estar totalmente centrado en el “ahora” para poder reconocer y aceptar tus pensamientos, sentimientos y sensaciones sin juzgarlos.
Las técnicas pueden variar, pero en general, la meditación de atención plena implica una respiración profunda y la conciencia del cuerpo y la mente. Practicar la meditación de atención plena no requiere accesorios ni preparación (no es necesario usar velas, aceites esenciales ni mantras, a menos que te gusten). Para empezar, todo lo que necesitas es un lugar cómodo para sentarte, de tres a cinco minutos de tiempo libre y una mentalidad libre de juicios.