Janu sirsasana a b c

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La postura de la cabeza a la rodilla (Janu Sirsasana) es un excelente estiramiento para aliviar los isquiotibiales tensos, los músculos de la parte posterior de los muslos. Si no le gusta hacer una flexión hacia delante sentado con las dos piernas estiradas, esta postura puede ser una agradable sorpresa. Hacer el estiramiento con una pierna cada vez puede permitirte profundizar mucho más y sentirte mucho mejor.
Sólo asegúrate de mantener el pliegue hacia adelante centrado sobre la pierna extendida para obtener los mejores resultados. Si quieres llevar el torso entre las piernas abiertas, también está bien, pero es una postura diferente conocida como Upavistha Konasana.
Puedes sentarte sobre una manta si tus caderas están tensas. También puedes colocar una manta enrollada bajo la rodilla de la pierna extendida, lo que puede ayudarte si tienes las caderas tensas o sensibilidad en la rodilla. También es aceptable mantener la rodilla ligeramente doblada si los isquiotibiales están tensos.

Yin yoga janu sirsasana

Siéntese en el suelo con las piernas estiradas delante de usted. Utilice una manta debajo de las nalgas si es necesario. Inhale, doble la rodilla derecha y lleve el talón hacia el perineo. Apoye la planta del pie derecho ligeramente contra la parte interna del muslo izquierdo y coloque la parte externa de la pierna derecha en el suelo, con la espinilla en ángulo recto con la pierna izquierda (si la rodilla derecha no descansa cómodamente en el suelo, apóyela con una manta doblada).
Presione la mano derecha contra la parte interna de la ingle derecha, donde el muslo se une a la pelvis, y la mano izquierda en el suelo junto a la cadera. Exhale y gire el torso ligeramente hacia la izquierda, levantando el torso mientras empuja hacia abajo y apoya la parte interna del muslo derecho. Alinea tu ombligo con la mitad del muslo izquierdo. Puedes quedarte aquí, usando una correa para ayudarte a alargar la columna vertebral de manera uniforme, conectando con los huesos de la silla.
O, cuando estés preparado, puedes soltar la correa y estirar la mano derecha para coger la parte interior del pie izquierdo, con el pulgar en la planta. Inhale y levante la parte delantera del torso, presionando la parte superior del muslo izquierdo contra el suelo y extendiéndose activamente a través del talón izquierdo. Utilice la presión de la mano izquierda en el suelo para aumentar el giro hacia la izquierda. A continuación, lleve la mano izquierda a la parte exterior del pie. Con los brazos totalmente extendidos, alargue la parte delantera del torso desde el pubis hasta la parte superior del esternón.

Beneficios de janu sirsasana

¿Sientes calambres y entumecimiento muscular con demasiada frecuencia? Bueno, eso es porque cada vez pasamos más tiempo tumbados en el sofá o nos quedamos pegados a nuestros puestos de trabajo. Todo por culpa de la cultura del “trabajo desde casa”. Puede que ahora no te lo tomes tan en serio, pero este estilo de vida sedentario puede hacer que tu cuerpo se vuelva tan rígido que realizar incluso las tareas más básicas se convierta en algo doloroso.
Por eso, señoras, ya es hora de que tomen las riendas de su salud. Para ayudarte a hacerlo, tenemos una solución holística: el yoga. Vamos a presentarte una asana, la janu sirsasana o flexión de cabeza a rodilla hacia delante. Confía en nosotros, es una postura efectiva que te asegurará alejar la rigidez de tu cuerpo.
Básicamente, la janu sirsasana es un estiramiento eficaz para aliviar los isquiotibiales y las pantorrillas tensas. La postura de la cabeza a la rodilla también es útil cuando se trata de aliviar el estrés y calmar la mente. Si sufres dolores menstruales o síntomas de la menopausia, esta postura te proporcionará el alivio que tanto necesitas.

Parivrtta janu sirsasana

Janu sirsasana (JAH-nueva cizalla-SHAHS-anna), puede parecer sencilla, pero combina elementos de un pliegue hacia delante, una torsión y un estiramiento lateral del cuerpo. La postura de la cabeza a la rodilla estira los isquiotibiales, la parte baja de la espalda y las ingles, y puede ajustarse para que sea muy desafiante o muy relajante.
Aunque el nombre de la postura puede parecer que revela una intención basada en la anatomía física (postura de la cabeza a la rodilla), la janu sirsasana trata realmente de volverse hacia dentro y crear un espacio para la autorreflexión. En lugar de centrarse en la intensidad de la postura -o en el deseo de llevar la cabeza a la rodilla-, dirija su atención hacia la paz y la quietud que pueden esconderse bajo las sensaciones más prominentes.
La ustrasana, una poderosa forma de aumentar tu energía y tu estado de ánimo, ofrece una larga lista de beneficios tanto para el cuerpo físico como para el sutil. Gracias a sus numerosas variaciones y modificaciones, los practicantes de todos los niveles pueden apreciar los efectos físicos y de apertura de los chakras de la postura del camello.
Aunque el nombre de esta postura es camello porque la forma se asemeja a la joroba de la espalda de un camello, hay otras formas de considerar el nombre al abordar la postura. Los camellos son conocidos por su forma lenta, constante y casi metódica de moverse. En lugar de intentar correr hacia la postura, ser lento y metódico te ayudará a encontrar sus beneficios sin arriesgarte a sufrir molestias o tensiones. Del mismo modo, los camellos utilizan sus jorobas como reservas de comida, como bolsas bien empaquetadas y listas para ser utilizadas cuando se necesiten. Este tipo de preparación física, que forma parte de la adaptación natural del camello para la supervivencia, también es esencial para esta postura. Tómate tu tiempo para reunir y practicar las habilidades y los conocimientos necesarios para realizar una flexión de espalda y asegurarte de que entras y sales de la postura con facilidad y aplomo.