memoria del estado mental

El examen del estado mental (EEM) es una parte importante del proceso de evaluación clínica en la práctica neurológica y psiquiátrica. Se trata de una forma estructurada de observar y describir el funcionamiento psicológico de un paciente en un momento determinado, bajo los dominios de la apariencia, la actitud, el comportamiento, el estado de ánimo y el afecto, el habla, el proceso de pensamiento, el contenido del pensamiento, la percepción, la cognición, el insight y el juicio[1] Existen algunas variaciones menores en la subdivisión del EEM y en la secuencia y los nombres de los dominios del EEM.
El propósito del MSE es obtener una descripción transversal completa del estado mental del paciente que, combinada con la información biográfica e histórica de los antecedentes psiquiátricos, permita al clínico realizar un diagnóstico y una formulación precisos, necesarios para una planificación coherente del tratamiento.
Los datos se recogen mediante una combinación de medios directos e indirectos: observación no estructurada mientras se obtiene la información biográfica y social, preguntas focalizadas sobre los síntomas actuales y pruebas psicológicas formalizadas[2].

el examen del estado mental

El examen del estado mental [EEM] es una habilidad integral, y esencial, a desarrollar en una evaluación psiquiátrica.    La realización de un MSE preciso ayuda a obtener los signos y síntomas de una aparente enfermedad mental y los factores de riesgo asociados.
El psiquiatra debe ser ante todo y siempre un médico… De hecho, la psiquiatría es una neurología sin signos físicos, y exige un virtuosismo diagnóstico del más alto nivel… El simple hecho (es) que un psiquiatra es un médico que realiza una historia adecuada en la primera consulta. [Henry Miller, Neurólogo, 1969, Discurso en la WPA] 1. Observar la apariencia de un paciente puede ayudar a identificar pistas sobre su estado mental. Es importante reconocer que si un paciente parece “bien arreglado”, esto no significa que su estado mental sea bueno.
2. La comunicación no verbal de un paciente puede indicar alguna información sobre su estado mental actual. En los servicios de salud mental se suele malinterpretar el comportamiento y nunca debe describirse de forma estigmatizante o condescendiente, como “bueno”, “raro” o “que busca atención”. Utilice un lenguaje constructivo, útil y específico.

mal estado mental

La investigación sobre el desarrollo de la comprensión del estado mental de los niños se ha centrado recientemente en la conversación sobre el estado mental en las interacciones sociales como una poderosa herramienta para explorar y fomentar la Teoría de la Mente (ToM). El habla sobre el estado mental se define como el conjunto de palabras utilizadas por los niños para atribuir pensamientos, sentimientos, emociones y deseos a las personas, cuando se refieren a sí mismos y a otras personas (Bretherton y Beegley, 1982). La conversación sobre el estado mental se ve facilitada por los contextos de interacción en los que los niños pequeños se comunican con otras personas sobre sus pensamientos y sentimientos. En este estudio, analizaremos el efecto de la narración conjunta de cuentos en la conversación sobre el estado mental de los niños. La creación de un entorno de aprendizaje para la narración de historias basado en la interacción entre pares, no significa necesariamente que los estudiantes lo aprovechen automáticamente participando en una colaboración productiva, por lo que es importante explorar bajo qué condiciones la interacción entre pares promueve la ToM de los niños. Nuestra comprensión de tales condiciones es limitada, ya que la mayoría de los estudios realizados sobre la narración conjunta se han centrado en las interacciones entre adultos y niños, y no en las interacciones entre pares. Además, los estudios anteriores sobre la TdM de los niños se han centrado principalmente en sus aspectos cognitivos y en niños de edad preescolar. Este estudio amplía nuestra comprensión de los aspectos sociales de la TdM, centrándose en el efecto de las narraciones conjuntas en el habla del estado mental de los niños en edad escolar.

significado del estado mental

ResumenLa vida social nos exige tratar a cada persona según su disposición única. Para adaptar nuestro comportamiento a individuos concretos, debemos representar su idiosincrasia. En este trabajo proponemos la hipótesis de que nuestras representaciones de otras personas reflejan los estados mentales que percibimos que esas personas experimentan habitualmente. Probamos esta hipótesis midiendo si las representaciones neuronales de las personas podían reconstruirse con precisión sumando las representaciones de los estados. Los participantes, por separado, se sometieron a una resonancia magnética funcional mientras consideraban individuos famosos y estados mentales individuales. Los participantes en línea calificaron la frecuencia con la que cada persona famosa experimenta cada estado. Los resultados apoyaron la hipótesis de la suma de estados: las sumas ponderadas en frecuencia de los patrones de actividad cerebral específicos de cada estado reconstruyeron con precisión los patrones específicos de cada persona. Además, la hipótesis de la suma de estados superó a la alternativa establecida -que la gente representa a los demás utilizando dimensiones de rasgos- para explicar la similitud interpersonal. Estos resultados demuestran que el cerebro representa a las personas como la suma de los estados mentales que experimentan.