Ejercicios mentales para la ansiedad y la depresión

Algunos de los estudios analizados en esta hoja informativa comparan las técnicas de relajación con la terapia cognitivo-conductual. La terapia cognitivo-conductual es un tipo de tratamiento psicológico que ayuda a una persona a tomar conciencia de formas de pensar que pueden ser automáticas pero que son inexactas y perjudiciales. La terapia implica esfuerzos para cambiar los patrones de pensamiento y, por lo general, también los patrones de comportamiento.
Otras prácticas de salud complementarias, como la terapia de masaje, la meditación, el yoga y el tai chi, pueden producir varios efectos beneficiosos en el cuerpo, incluida la respuesta de relajación; sin embargo, estas prácticas no se tratan en esta hoja informativa. Para obtener información más detallada sobre estas prácticas, consulte “Terapia de masaje: Lo que hay que saber”, “Meditación”, “Yoga: lo que hay que saber” y “Tai Chi y Qi Gong”.
¿Pueden los niños y adolescentes beneficiarse de las técnicas de relajación? Algunas técnicas de relajación pueden ayudar a los niños y adolescentes con el dolor, la ansiedad y la depresión, los dolores de cabeza o la dificultad con los procedimientos relacionados con las agujas. Pero gran parte de la investigación de apoyo fue calificada como de baja calidad, por lo que aún no tenemos una imagen completamente clara de los posibles beneficios.

Técnicas rápidas de relajación para la ansiedad

Encontrar una sensación de paz y calma en nuestro día a día puede ser difícil. Las técnicas de relajación pueden ayudar a relajar la mente y el cuerpo y también a controlar algunos de los síntomas de la ansiedad y la depresión. Hay muchos tipos de relajación, como los ejercicios de respiración, la relajación muscular progresiva, la visualización, la meditación, la atención plena y las actividades físicas suaves como el yoga y el Tai Chi. Y la buena noticia es que muchas de estas técnicas pueden practicarse casi en cualquier lugar y con un coste mínimo o nulo.    Aprender a relajarse puede llevar un poco de práctica, pero cuanto más se practique, más útil será la técnica de relajación. A continuación encontrará algunos archivos MP3 descargables que le ayudarán a empezar. Puedes guardarlos en tu teléfono u ordenador para utilizarlos en cualquier momento.

Ejercicios de terapia para la ansiedad

Todos nos enfrentamos a situaciones estresantes a lo largo de nuestra vida, desde pequeñas molestias como los atascos hasta preocupaciones más serias, como la grave enfermedad de un ser querido. Sea cual sea la causa, el estrés inunda el cuerpo de hormonas. El corazón late con fuerza, la respiración se acelera y los músculos se tensan.
Esta llamada “respuesta al estrés” es una reacción normal ante situaciones amenazantes, perfeccionada en nuestra prehistoria para ayudarnos a sobrevivir a amenazas como el ataque de un animal o una inundación. Hoy en día, rara vez nos enfrentamos a estos peligros físicos, pero las situaciones desafiantes de la vida cotidiana pueden desencadenar la respuesta al estrés. No podemos evitar todas las fuentes de estrés en nuestras vidas, ni queremos hacerlo. Pero podemos desarrollar formas más saludables de responder a ellas.
1. Centrarse en la respiración.  En esta sencilla y poderosa técnica, se realizan respiraciones largas, lentas y profundas (también conocidas como respiración abdominal). Al respirar, se desconecta suavemente la mente de los pensamientos y las sensaciones que la distraen. La concentración en la respiración puede ser especialmente útil para las personas con trastornos alimentarios, ya que les ayuda a centrarse en su cuerpo de forma más positiva. Sin embargo, esta técnica puede no ser apropiada para quienes tienen problemas de salud que dificultan la respiración, como las dolencias respiratorias o la insuficiencia cardíaca.

Ejercicios para la ansiedad pdf

Aunque más de 550.000 personas corren en maratones cada año, no es necesario correr tanto para recibir los beneficios positivos de esta forma de ejercicio. Correr es una forma estupenda de romper con la rutina diaria mientras te centras en ti mismo.
A veces, las preocupaciones cotidianas de la vida pueden crear un estrés adicional. Estos factores estresantes pueden aumentar el nivel de ansiedad de una persona y provocar una depresión. Cuando corres durante al menos 30 minutos, esto te obliga a hacer otra cosa además de centrarte en lo que te estresa.
Una rutina de yoga combina la meditación con ejercicios básicos para ayudarte a mejorar tu salud mental y física. Otro aspecto único del yoga es que puedes elegir hacerlo solo o en grupo.
Practicar yoga con otras personas puede ayudarte a ser responsable de tu programa de ejercicios. También puede rodearte de otras personas con ideas afines que pueden estar sufriendo algunos de los mismos síntomas de ansiedad y depresión que tú sientes.
Estar en el bosque te ayuda a separarte del ajetreo de tu vida y te sitúa en un entorno tranquilo y sereno. Dependiendo del lugar en el que vivas, el senderismo puede ser un reto debido al aumento de la altitud y a otros elementos meteorológicos.