Meditación a pie

ResumenLas investigaciones de las dos últimas décadas apoyan ampliamente la afirmación de que la meditación de atención plena -practicada ampliamente para la reducción del estrés y la promoción de la salud- ejerce efectos beneficiosos sobre la salud física y mental, y el rendimiento cognitivo. Recientes estudios de neuroimagen han comenzado a descubrir las áreas y redes cerebrales que median estos efectos positivos. Sin embargo, los mecanismos neuronales subyacentes siguen sin estar claros, y es evidente que se necesitan estudios más rigurosos desde el punto de vista metodológico si queremos comprender plenamente las bases neuronales y moleculares de los cambios en el cerebro que acompañan a la meditación de atención plena.
(Contrastes BOLD). Señales que pueden extraerse con la RM funcional y que reflejan el cambio en la cantidad de desoxihemoglobina que se induce por los cambios en la actividad de las neuronas y sus sinapsis en una región del cerebro. Así, las señales reflejan la actividad en una región local del cerebro.
(ASL). Técnica de RM capaz de medir el flujo sanguíneo cerebral in vivo. Proporciona mapas de perfusión cerebral sin requerir la administración de un agente de contraste ni el uso de radiación ionizante, ya que utiliza agua sanguínea endógena marcada magnéticamente como trazador libremente difusible.

Neurociencias y psicología…

La semana pasada, un estudio de la UCLA descubrió que los meditadores de larga duración tenían cerebros mejor conservados que los no meditadores a medida que envejecían. Los participantes que habían meditado durante una media de 20 años tenían más volumen de materia gris en todo el cerebro; aunque los meditadores de más edad seguían teniendo cierta pérdida de volumen en comparación con los más jóvenes, no era tan pronunciada como la de los no meditadores. “Esperábamos efectos más bien pequeños y distintos localizados en algunas de las regiones que se habían asociado previamente con la meditación”, dijo el autor del estudio, Florian Kurth. “En cambio, lo que realmente observamos fue un efecto generalizado de la meditación que abarcaba regiones de todo el cerebro”.
Uno de los estudios más interesantes de los últimos años, llevado a cabo en la Universidad de Yale, descubrió que la meditación de atención plena disminuye la actividad en la red de modo por defecto (DMN), la red cerebral responsable del vagabundeo de la mente y de los pensamientos autorreferenciales, también conocida como “mente de mono”. La DMN está “encendida” o activa cuando no pensamos en nada en particular, cuando nuestra mente sólo divaga de pensamiento en pensamiento. Dado que el vagabundeo de la mente se asocia normalmente con ser menos feliz, rumiar y preocuparse por el pasado y el futuro, el objetivo de muchas personas es reducirlo. Varios estudios han demostrado que la meditación, a través de su efecto tranquilizador en la DMN, parece hacer precisamente esto. E incluso cuando la mente empieza a divagar, debido a las nuevas conexiones que se forman, los meditadores son mejores para salir de ella.

La ciencia detrás de la meditación

ResumenLas investigaciones de las dos últimas décadas apoyan ampliamente la afirmación de que la meditación de atención plena -practicada ampliamente para la reducción del estrés y la promoción de la salud- ejerce efectos beneficiosos sobre la salud física y mental, y el rendimiento cognitivo. Recientes estudios de neuroimagen han comenzado a descubrir las áreas y redes cerebrales que median estos efectos positivos. Sin embargo, los mecanismos neuronales subyacentes siguen sin estar claros, y es evidente que se necesitan estudios más rigurosos desde el punto de vista metodológico si queremos comprender plenamente las bases neuronales y moleculares de los cambios en el cerebro que acompañan a la meditación de atención plena.
(Contrastes BOLD). Señales que pueden extraerse con la RM funcional y que reflejan el cambio en la cantidad de desoxihemoglobina que se induce por los cambios en la actividad de las neuronas y sus sinapsis en una región del cerebro. Así, las señales reflejan la actividad en una región local del cerebro.
(ASL). Técnica de RM capaz de medir el flujo sanguíneo cerebral in vivo. Proporciona mapas de perfusión cerebral sin requerir la administración de un agente de contraste ni el uso de radiación ionizante, ya que utiliza agua sanguínea endógena marcada magnéticamente como trazador libremente difusible.

Rasgos alterados: la ciencia r…

La popularidad del mindfulness se ha disparado en los últimos años. En pocas palabras, se trata de un tipo de ejercicio mental que ayuda a centrarse en el momento presente, utilizando técnicas como la meditación, el yoga y los ejercicios de respiración.
El funcionamiento exacto del cerebro sigue siendo un misterio para los científicos. Sabemos que hay zonas del cerebro que son responsables de funciones específicas. El lóbulo frontal, por ejemplo, es donde se planifica el futuro. También sabemos que hay muchas conexiones entre estas áreas. Pero todavía hay lagunas en nuestro conocimiento sobre cómo se producen exactamente los pensamientos y los sentimientos.
Hay pruebas que relacionan la práctica de la atención plena con cambios en muchas partes del cerebro. Algunas investigaciones sugieren que la atención plena puede afectar a la producción de sustancias químicas que cambian nuestro estado de ánimo. También sabemos que las conexiones entre las diferentes regiones del cerebro cambian cuando estamos atentos.
Los científicos han utilizado resonancias magnéticas para ver cómo cambia el cerebro cuando las personas practican mindfulness. Esto ha puesto de manifiesto algunos resultados fascinantes. Las pruebas sugieren que ciertas áreas del cerebro pueden encogerse o crecer en respuesta a la práctica regular de mindfulness. He aquí algunos ejemplos.