identificación de las estatuas budistas

Las estatuas de Buda de toda Asia son representativas de las enseñanzas y los viajes de Buda Gautama. Cada estatua presenta atributos físicos, poses y posturas comunes que definen su propósito y significado.
Los gestos de las manos de Buda, llamados mudras, indican enseñanza, meditación, iluminación y sabiduría. Del mismo modo, las posturas de Buda tienen un significado específico. La mayoría de las veces se representa a Buda en tres posiciones: sentado, de pie o recostado. Aunque son menos comunes, también hay algunas representaciones de Buda caminando.
La iconografía artística de Buda apareció por primera vez entre los siglos I y II d.C. en la India, el origen geográfico del budismo. A medida que el budismo se extendió por el sudeste asiático, empezaron a aparecer representaciones artísticas de Buda también en Tailandia y Laos.
Estos primeros iconos de Buda no se crearon hasta siglos después de la muerte de Siddhartha Gautama, y nunca pretendieron representar los atributos físicos del hombre. En cambio, cada imagen representa el espíritu de las enseñanzas de Buda. De este modo, estos iconos poseen un alma o un espíritu. Los artistas que crean las estatuas deben estar en un estado de conexión espiritual para poder representar el espíritu de las enseñanzas de Buda.

estatua de buda enseñando…

La mayoría de las estatuas de Buda lo representan sentado mientras enseña y medita. Un ídolo de pie indica que se levanta para enseñar al alcanzar el nirvana, mientras que el Buda que camina representa su viaje hacia la iluminación. La postura reclinada marca la etapa final de la existencia terrenal de Buda.
La deidad de Buda transmite las virtudes inspiradoras de la vida a través de los diferentes símbolos de las manos y las posturas que plasman sus estatuas. Observar estas posturas ayuda a comprender el verdadero significado de la estatua y anima a ser más consciente.
En esta postura, ambas manos se colocan a la altura del pecho, lo que indica que las enseñanzas budistas se originan en el corazón de Buda. La mano derecha mira hacia fuera y la izquierda hacia dentro, con los círculos formados por los pulgares y los dedos índices tocándose entre sí.
Las estatuas de Buda representan la postura meditativa en posición sentada con las piernas cruzadas. Ambas manos descansan sobre el regazo, con la derecha apoyada en la palma de la mano izquierda. La unión de la parte superior de los dos pulgares refleja un triángulo con un cuenco de limosna colocado encima para indicar la renuncia a las comodidades materiales.

estatua de buda en reposo

Los significados de las estatuas de Buda representan un momento determinado de la vida espiritual de Gautama Buda, comúnmente conocido como Buda. La postura o posición de una estatua de Buda, especialmente los gestos de las manos (mudras), tienen significados específicos que se pueden utilizar en aplicaciones de feng shui.
En el feng shui, se utilizan diferentes tipos de estatuas de Buda para atraer la energía chi y redirigirla por toda la casa, la oficina y el jardín. Tienes muchas opciones de estilos y poses de estatuas de Buda. Sin embargo, antes de ir a comprar, es útil entender el significado y el simbolismo de cada estatua en relación con el área que desea colocar.
El Buda de la meditación es conocido como Amitabha, el Buda de la luz ilimitada. La estatua representa a Buda en una posición sentada conocida como postura de loto doble o simple. Ambas manos descansan en su regazo en la posición de meditación llamada mudra cósmico. El perfil general de esta postura crea una forma de triángulo que pretende representar la estabilidad.
La estatua del Buda de la Meditación es una postura popular para un altar casero budista. La estatua debe estar orientada hacia el este, ya que el Buda meditaba con la salida del sol durante su búsqueda de la iluminación. También puedes colocar la estatua del Buda de la Meditación en un lugar que te parezca tranquilo y calmado.

mejor decorar un bu…

El Noble Óctuple Sendero es una de las principales enseñanzas del budismo, que se enseña que conduce a la Arhatship[13]. En la tradición Theravada, este camino también se resume en sila (moralidad), samadhi (meditación) y prajna (perspicacia). En el budismo mahayana, esta vía se contrapone a la vía del Bodhisattva, que se cree que va más allá de la Arhatship hasta la plena Budeidad[13].
Según el indólogo Tilmann Vetter, la descripción del camino budista puede haber sido inicialmente tan simple como el término el camino medio[7]. Con el tiempo, esta breve descripción se elaboró, dando lugar a la descripción del óctuple camino[7]. Tanto Tilmann Vetter como el historiador Rod Bucknell señalan que en los primeros textos pueden encontrarse descripciones más largas del “camino”, que pueden condensarse en el óctuple camino[7][22].
En la triple división, el prajna (discernimiento, sabiduría) se presenta como la culminación del camino, mientras que en la óctuple división el camino comienza con el conocimiento correcto o discernimiento, que es necesario para entender por qué se debe seguir este camino[39].